¡Vd. usa un navegador obsoleto!

Es posible que la página no se visualice correctamente.

Información para reflexionar

Информация к размышлению

Otras ediciones de este tema (41)
  • añadir a favoritos
    Añadir a marcadores

El uso seguro de las versiones antiguas de Windows

Consultas: 239 Comentarios: 0 Ranking: 1

viernes 3 de febrero de 2023

Según las estadísticas públicas de la empresa StatCounter, a finales de verano del año pasado Windows 11 superó Windows 7 en cuanto a la parte del mercado de SO. Es un evento bastante peculiar, porque una vez lanzado Windows 10, Windows 7 seguía siendo bastante popular durante mucho tiempo. Aunque existía la versión más moderna, Windows 8, muchos seguían usando el mismo como SO básico hasta una vez cancelado el soporte oficial por el desarrollador. El SO más popular hoy día — Windows 10 — tardó unos 3 años en superar el SO anterior, desde el momento de su lanzamiento, en cuanto al número de usuarios.

Las estadísticas similares permiten ver de forma ilustrativa que los usuarios de SO de la familia Microsoft Windows en su mayoría no tienen prisa para migrar a las versiones más actuales. Las razones son múltiples, una de ellas es el deseo de cambiar al producto estable y ya “comprobado”. En caso del SO Windows 11 más nuevo, su difusión masiva también fue restringida por los requerimientos aumentados a la parte hardware de PC. La existencia de muchos ordenadores obsoletos que seguían funcionando es otra razón de popularidad de los SO antiguos. Hasta Windows XP lanzado en 2001, según las mismas estadísticas, sigue ocupando más o menos 0,5 % del mercado de SO.

En esta edición de “El mundo de antivirus” nos gustaría informar del grado de seguridad de uso de las versiones obsoletas de Windows para resolver las tareas cotidianas. También veremos si se observan ventajas en caso de rechazar de forma voluntaria el uso de los SO más modernos.

Primero, hay que determinar en qué momento un SO puede considerarse obsoleto. Una vez finalizado el desarrollo activo del producto, los desarrolladores siguen manteniéndolo actualizado al lanzar las actualizaciones importantes, incluidas las así llamadas actualizaciones de seguridad. Al final del ciclo vital del software los desarrolladores siguen lanzando solo las actualizaciones de seguridad más críticas que corrigen las vulnerabilidades conocidas. Normalmente el soporte se cancela paso a paso, primero este proceso afecta a las versiones básicas de Windows, luego se cancela el soporte técnico gratuito de usuarios, y al final del ciclo se cancela el soporte ampliado de versiones para empresas y negocio. En este momento el producto suele convertirse en obsoleto. Por ejemplo, el soporte ampliado de la mayoría de las versiones de Windows XP finalizó en el año 2016, y Windows 7 seguía siendo actual hasta el año 2020, así mismo, el lanzamiento de las actualizaciones de seguridad gratuitas finalizó hace muy poco, en enero de 2023. De esta forma, los dos SO de Microsoft anteriormente más populares se consideran obsoletos hoy día.

Vamos a ver por qué algunos usuarios prefieren usar los SO Windows antiguos. Primero, esto puede pasar porque los usuarios tienen equipos de bajo rendimiento según los criterios modernos. Windows 11 — es un buen sistema, pero de forma predeterminada puede ser instalado solo en PC con soporte de algunas funciones modernas. Para su funcionamiento correcto, también se necesita hardware de rendimiento bastante alto. El SO Windows 10 lanzado hace casi 8 años no tiene tantos requisitos, pero su versión de 64-bits requerirá 2 GB de memoria operativa como mínimo, y para el rendimiento óptimo se requiere un equipo por lo menos con 4 GB de RAM. El procesador también debe ser de rendimiento bastante alto y soportar el número de bits requerido para funcionar correctamente con el SO. También hay muchos requisitos al volumen del disco duro. Para el funcionamiento óptimo de Windows 10 de 64 bits se requiere como mínimo 20 GB de espacio libre en el disco, y se recomienda un poco más, porque con el tiempo Windows «crece» a causa de instalación de actualizaciones. Se puede crear un equipo para el funcionamiento correcto con Windows 10 a base de la plataforma de mediados de los años 2000, pero en el mundo todavía quedan muchos equipos antiguos que se usan para resolver determinadas tareas y no sirven para funcionar con Windows 10. Además, los usuarios por varias razones pueden no tener posibilidad de actualizar su configuración.

Otra razón es que algunos programas no funcionan bien con las nuevas versiones de Windows o no funcionan nada. Puede ser software específico de aplicación que sirve para trabajo. A veces se contemplan casos cuando algún programa antiguo y olvidado desde hace mucho por su desarrollador está tan bien implementado en el proceso de producción que no es fácil buscarle una alternativa. Así mismo, este programa puede funcionar solo con Windows XP. Al mismo tiempo, el mismo equipo puede ser usado para otras tareas. De esta forma, tenemos un equipo que funciona bajo la administración del SO obsoleto. El caso es similar si un equipo se usa para administrar algún hardware antiguo cuyo controlador no funciona en SO modernos. Por supuesto, no se trata de periféricos, sino de dispositivos muy caros.

Otra categoría son los usuarios conservadores para los cuales es muy incómodo cambiar a la nueva interfaz. Además, estos usuarios pueden conformarse con la funcionalidad que les ofrecen las versiones antiguas del SO. Por ejemplo, Windows 7 sigue siendo el tercer SO más popular en cuanto al número de usuarios entre los sistemas Microsoft y solo hace poco Windows 11 ocupó el segundo lugar. A pesar de su antigüedad y el soporte cancelado de Windows 7, los desarrolladores terceros de software suelen proporcionar la compatibilidad de sus productos con este SO. Entre ellos, la empresa Doctor Web que también mantiene el funcionamiento correcto de algunos de sus productos en Windows XP.

Cabe mencionar también a los aficionados a los ordenadores retro. Algunos de ellos siguen trabajando con Windows 98 y hasta con sistemas más anteriores, pero vamos a considerarlo más bien como afición y no como solución de tareas de aplicación.

Ahora vamos a ver si se puede usar los sistemas obsoletos de forma bastante eficaz y segura en el año 2023. Como ya habrán adivinado, el problema más importante es el nivel de seguridad más bajo y las vulnerabilidades potenciales en el sistema. Los dispositivos cuyos SO no reciben actualizaciones a priori son más vulnerables a los ataques de los malintencionados. Lo advierte también la misma empresa Microsoft. Al anunciar la cancelación del soporte de Windows 7, la empresa lanzó la declaración siguiente: «Si Vd. sigue usando Windows 7 una vez finalizado el soporte el 14 de enero de 2020 г., Su equipo funcionará, pero puede ser vulnerable a los riesgos de seguridad».

En algún momento Windows 7 se convirtió en el sistema más vulnerable porque seguía siendo bastante popular para llamar mucha atención de los malintencionados, y así mismo estaba menos protegido a causa del soporte cancelado y ausencia de actualizaciones regulares. Anteriormente, un caso similar les tocó a los usuarios de Windows XP, porque en el momento de finalización del soporte, el sistema seguía siendo popular. Así mismo, en caso de usar SO similares uno debe prestar atención especial a la protección de su PC tomando en cuenta las normas de seguridad generales y aplicar un software antivirus seguro.

La opinión popular dice que actualmente es bastante seguro trabajar con Windows XP porque alguna parte de malware moderno no funciona en este SO. Cabe destacar que junto con Windows XP se usa el software correspondiente. Se puede localizar en la red múltiples instaladores infectados de software antiguo compatible con este SO. La mayor parte de los troyanos cifradores difundidos en Internet también pueden ser iniciados en este entorno. Actualmente los creadores de virus no se preocupan por la compatibilidad de sus programas con Windows XP, pero esto no significa que la red mundial esté limpia de antiguas modificaciones.

Aun así, para la mayoría de usuarios Windows XP legendario ya se refiere al pasado. Pero en Windows 7 y Windows 8.1 uno puede trabajar bastante bien porque desde el punto de vista de funcionalidad estos SO siguen siendo modernos, así mismo, no tienen tantos requisitos al hardware de dispositivos. Los usuarios de hogar deben recordar los riesgos, usar la delimitación de las normas de acceso y el software antivirus. Y a las empresas que tienen dispositivos con Windows 8.1 y anteriores, les recomendamos contemplar un cambio a las versiones más modernas de Windows actualizadas con regularidad. Lo mismo se refiere a las soluciones de servidor a base de las versiones antiguas de la familia Windows Server.

Todo lo demás se refiere a la comodidad, preferencias, objetivos y posibilidades. Uno puede tener un equipo antiguo en el cual solía funcionar un servidor para las necesidades de LAN. O un portátil antiguo con Windows 7 o hasta con Windows XP, donde todavía es cómodo escribir un texto, ver películas o guardar las fotos. Todas estas soluciones pueden existir. En cualquier caso, estos dispositivos almacenan Sus datos que requieren protección segura.

El mundo de antivirus recomienda

  1. Las versiones obsoletas de Windows siempre son vulnerables en caso de amenazas digitales, por lo tanto, al igual que los SO modernos, necesitan la protección antivirus. Por ejemplo, la solución integral Dr.Web Security Space 12.0 para Windows soporta el funcionamiento con Windows XP con el paquete de actualizaciones instalado SP2 y más recientes. Los productos Dr.Web para proteger los servidores soportan el funcionamiento con el SO Windows Server a partir de la versión 2003 con un paquete de actualizaciones SP1.
  2. Asegúrese de que están instaladas todas las actualizaciones de seguridad del sistema disponibles. En casos extremos al detectar las vulnerabilidades críticas que afectan a los SO ya no soportados, Microsoft lanza actualizaciones para estos SO.
  3. En caso de usar las versiones obsoletas de Windows, Vd. puede tener bastantes limitaciones de elegir software moderno. Las versiones antiguas de programas de aplicación también pueden contener errores y vulnerabilidades, lo cual reduce la seguridad total del dispositivo.
  4. No instale los programas cuyas distribuciones provienen de orígenes sospechosos. Hay que buscar las versiones requeridas de programas en los sitios web oficiales de empresas desarrolladoras. Las versiones correspondientes de software para SO antiguos normalmente están en secciones separadas “de archivo”.
  5. Los malintencionados pueden ocultar el malware y camuflarlo por compilaciones “especiales” de software popular supuestamente destinadas para iniciar en SO antiguos. Normalmente los instaladores peligrosos pueden ser localizados en los sitios web agregadores de varios tipos de software, así mismo, pirata, y en los trackers de torrent.
  6. Un dispositivo vulnerable con SO obsoleto y software no seguro puede ser un punto débil en caso de un ataque de red, en caso de estar conectado a la infraestructura de red general.

#Windows #seguridad #historia #actualizaciones_de_seguridad #soporte #tecnologías

[Twitter]

Nos importa su opinión

Para redactar un comentario, debe iniciar sesión para entrar en su cuenta del sitio web Doctor Web. - Si aún no tiene la cuenta, puede crearla.